DOOM Eternal

Escrito por  Elric Ruiz Miércoles, 22 Abril 2020
Valora este artículo
(1 Voto)
Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Un intenso viaje de extrema violencia e ira divina

La secuela resultante de la derivación del clásico juego de disparos en primera persona producido en 2016, ‘Doom Eternal’, de nuevo bajo el mando de id Software, toma a su predecesor como base y se expande sobre cualquier aspecto al que se permita evaluación: es más grande, más rápido, más despiadado, más brutal, y más variado que la anterior interacción. Al frente de la segunda entrega de este ciclo se encuentra de nuevo el inapelable DOOM Slayer, que, años después de los eventos de la fiesta anterior, regresa para salvar a la Tierra de las fuerzas del Infierno y evitar la aniquilación completa de la raza humana. Con una escopeta. ¡Ahí queda!

Prohibido detenerse a respirar

Armado con una escopeta (al menos al principio), una renovada armadura (dotada de un glorioso cuchillo) y, sobre, todo, de odio puro, incandescente e irreconciliable aplicado sin medias tintas a las fuerzas infernales, el DOOM Slayer no deja espacio a nada que no represente exceso, desenfreno y voracidad. La fórmula parece ser relativamente simple: armas increíbles, niveles desafiantes y hordas de enemigos. Pero nadie ha sido capaz de hacerlo tan bien a lo largo de los años y esta nueva entrega es otro ejemplo, uno más. La historia no está exenta de pecados y el multijugador tiene mucho trabajo si pretende llegar a las cotas deseadas. El resto es perfecto para lo que aquí se plantea.

La Tierra y su salvación es el objetivo central del juego, pero la aventura lleva al jugador a los más variopintos lugares, desde planetas distantes a otras dimensiones, aportando sobre la marcha más información sobre el curioso universo que id Software lleva décadas creando y que tiene en cuenta, no solo los eventos del juego anterior, sino que incluso se descubre con guiños a la década de los 90. Estaremos de acuerdo que no es exactamente la narrativa más compleja o elaborada del mundo, pero teniendo en cuenta los antecedentes de la serie, cuanto menos, sorprende que el equipo se haya volcado en crear una historia y dar sentido a un mundo paralelo, e incluso de trasladar temas socialmente relevantes. El principal es: "los poderosos siempre tratarán de aplastar a los más débiles y vulnerables para para mantener su estatus". De todos modos, si desechamos la narrativa, el elemento central de ‘Doom Eternal’ es su combate, y con mucho, su mayor atracción.

Una auténtica máquina de matar

La intención de los desarrolladores desde el comienzo era dar forma a una secuela que no solo fuera más grande, también debía ser mejor que ‘DOOM’ (2016). Bueno, y parece que lo han logrado. ‘Eternal’ mejora todo lo que funcionó en el juego anterior. Incluso hay más armas y habilidades para personalizar, objetos de colección repartidos en mapas, desafíos, segundas vueltas en misiones en niveles superiores, secretos ... No faltan oportunidades para dar golpes y soberanas palizas a los demonios. Todo esto a un ritmo aún más rápido que en la serie tradicional. El DOOM Slayer es más ágil, se aprovecha de un gancho que le transporta más rápido y, además, ahora también cobran importancia los saltos, quizá demasiado. Hay varias secuencias tipo parkour, que llaman la atención al principio, pero al final terminan desconcertando.

En términos de combate, la recomendación es tan unánime como sólida: moverse, disparar, un par de hostias y volver a moverse. Dispara, muévete, dispara, muévete, nunca te detengas, si se acerca algo, le atizas. Si corres, seguro que te alcanzan, pero si te quedas parado va a ser peor. Especialmente porque los demonios son súper agresivos y aparecen en grandes grupos que se conforman con muchas variaciones de monstruos, cada uno con sus propias características. Esto hace que cada combate sea más estratégico, tanto en términos de movimiento como de elección de habilidad/arma.

La personalización es fundamental

Las opciones de personalización para armas y armaduras son interesantes, pero al mismo tiempo limitadas. No esperes encontrar nada parecido a lo que puedas manejar en juegos de rol con variados árboles de habilidades, pero permite ciertos ajustes interesantes que llevan al jugador a centrar su desarrollo en los elementos que son beneficiosos para su estilo de juego.

Que te manden al infierno ya no será lo mismo. Porque sinceramente vale la pena visitar las llamas ardientes del inframundo de ‘Eternal’. El aspecto del juego es asombroso, los entornos rozan la exageración y el diseño de niveles merece otros tantos elogios. Los detalles en cada escenario y el trabajo de dirección artística para dotarlos de personalidad propia, incluso entre sí, marcan la diferencia, algo que no era tan agudo en ‘DOOM’ (2016). El jugador realmente percibe que está visitando lugares totalmente distantes con sus propias características orgánicas. El único punto que se podría mejorar es la diferenciación de demonios específicos para cada una de las zonas. Algo de eso se avanza, pero muy poco.

No hay demonio que se resista

Pero el reciclado de enemigos no es algo que interpele a la diversión sin cortapisas. Una vez metidos en harina, ni siquiera se siente el paso del tiempo, y cuando te dedicas un segundo para tomar aire, el reloj asegura que has estado jugando horas. ¿Lo quieres tomar con algo más de calma? Hay niveles de dificultad más fáciles o menos difíciles (a gusto), donde la aventura no es que se vuelva extremadamente agradable, pero con un poco de atención se puede pasar un buen rato e incluso con un poco de tensión desafiante en algunas áreas. Sin embargo, para la mayoría de jugadores las cosas se pueden poner muy difíciles. ‘DOOM Eternal’ viene a retar a los alegres chicos del hardcore con un nivel de dificultad Ultra, donde los enemigos son tan agresivos como en Nightmare, y no puedes morir hasta que termine la campaña. Para asegurarse que superar cada tramo sea un verdadero infierno solo puedes guardar cuando terminas una misión.

También es cierto que la experiencia varía mucho según las habilidades del jugador, y eso, aquí es un punto positivo. No solo por la dificultad, también por las personalizaciones, ya mencionadas anteriormente. A pesar de su ferocidad el juego se adapta a diferentes tipos de audiencias e intensidad, así todos pueden disfrutar un poco de ‘DOOM Eternal’.

¿El multijugador? bueno, hay otro millón de exponentes dentro de su estilo que gozan de más variedad y volumen. Por el momento tan solo dispone de un modo de juego, que además es un 2X1 un poco aburrido. Dos jugadores se enfrentan a los demonios y el otro es Slayer. En este aspecto esperemos novedades pronto, tanto para la historia como para batallas multijugador.

Conclusiones

Desde 1993, DOOM ha honrado a sus seguidores brindándoles épicas batallas contra monstruos diabólicos, ya sea en las profundidades del Infierno, en la Tierra o incluso en otros planetas y lunas en el Universo. La franquicia ha pasado por innumerables generaciones de consolas y siempre se ha mantenido firme. No hay razón para que el camino será diferente ahora.

‘DOOM Eternal’ cierra el paso de la serie a la actual generación, pero deja el camino abierto para la próxima. Especialmente porque en su última reinvención ha logrado acertar de pleno. Entre los viejos seguidores, que generalmente somos más intransigentes, ha caído bien, y la multitud más joven también ha logrado identificarse. Id Software y Bethesda tienen un producto histórico entre manos, lo saben y por fortuna, están honrando su historia. Hablando de historia, no podemos dejar pasar que ‘Eternal’ también viene cargado con una versión remasterizada de ‘Doom 64’. Perfecto para aplacar la nostalgia, y para comprobar cuánto ha evolucionado la saga a lo largo de los años.

Pero, ¿vale la pena o no? La respuesta es clara: sí, mucho. Si te gustan los juegos de disparos en primera persona, entonces no lo dudes. Todo funciona perfectamente: jugabilidad, gráficos, agilidad, respuesta y exigencia. Se puede complacer a todos. Desde los jugadores más volcados, que ambicionan esa dificultad extrema de los shooter en primera persona de los años 90, hasta los más jóvenes aspirantes a estrellas del gaming, que buscan un juego más rápido, que adiestre habilidades y suponga un reto. Otro infernal trabajo de id Software.

DOOM Eternal – Tráiler lanzamiento

  • Título: DOOM Eternal
  • Género: Acción, Shooter
  • Fecha de Lanzamiento: 20/03/2020
  • Plataforma: PC, PS4, Xbox One, Nintendo Switch
  • Desarrolladora: id Software
  • Productora: Bethesda
  • Distribuidora: Bethesda
  • Multijugador: Si
  • Idioma: Castellano
  • Voz: Castellano
  • PEGI: +18
  • Precio: Consultar

¡Atención! Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies

Acepto
Saber más