NiOh 2

Escrito por  Carlos de Ayala Lunes, 20 Abril 2020
Valora este artículo
(1 Voto)
Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Una entrega continuista que aporta mecánicas de combate rozando la excelencia

‘NiOh 2’, el nuevo juego de Team Ninja y Omega Force llega con muchas expectativas impuestas por su breve, aunque bien armado legado. El primer título de la serie obtuvo calificaciones favorables y se convirtió en una de las joyas de los implacables jugadores hardcore en 2017. Para su continuación, el desarrollador dirige una gran parte de la nueva experiencia hacia territorios ya explorados, pero aportando una línea de elementos inéditos que funcionan bastante bien. No obstante, la aventura no muestra la suficiente audacia para expandir los rasgos más característicos del universo en el que se mueve. A un nivel inferior se atreve a explorar el origen de algunos de los personajes, pero no es capaz de marcar diferencias en cuanto al imaginario de la franquicia.

Todo lo contrario, se puede aplicar a las mecánicas de juego, el cuidado en las imágenes y animaciones, que procuran una obra mucho más elaborada gráficamente que su predecesor. Promete llevarte al límite de tus habilidades, poner a prueba tu paciencia y absorber muchas horas de (frustrante) dedicación para superar todos los desafíos. Un completo menú para los amantes de los juegos más severos y rigurosos. ¿Nos acompañas a morir otra vez? ¿Y otra?

La historia de un héroe improbable

‘NiOh 2’ presenta la historia de un guerreo condenado al dolor y el sufrimiento que ostenta el poder de tomar decisiones capaces de cambiar el rumbo de la aventura. El escenario es Japón, siglo XVI. Los dominios del shogunato están al borde del colapso. La presencia de demonios en toda la región que se alimentan de los indefensos habitantes pone a prueba el poder de las familias. En medio del caos, emerge un semihumano Yokai y resurge la esperanza.

Team Ninja siempre ha defendido que la serie se centra en las finísimas mecánicas de juego y aunque cuenta con una trama y un número razonable de personajes, la historia no es capaz de producir un gran impacto en la experiencia, y hay muchos factores que impiden esta conexión entre el jugador y la narrativa. La aventura nos sumerge en el viaje de un héroe mitad humano mitad yokai. El mestizo se embarca en la recolección de Piedras Espirituales para controlar el lado del demoniaco, pero terminará involucrándose en conflictos políticos. Aunque el fondo de la argumentación parece correcto, por el contrario, la ejecución es tan solo es razonable, ya que no existen conexiones palpables con el personaje principal. Es un pecado compartido por casi todos los juegos que tienen un sistema de personalización de este grado: el protagonista no habla, no expresa emociones y no desarrolla empatía. Inevitablemente tras algún tiempo comienza a aparecer la sensación de estar controlando un personaje que tan solo está involucrado en la narrativa a razón de sus habilidades especiales.

Aparte de esto, nuestro protagonista podría ser confundido fácilmente con un personaje de reparto. Y esto no quiere decir que la historia sea mala, pero no terminará de convencer a nadie que busque conexiones memorables con los involucrados en la trama. En contrapartida, el juego aporta algo de variedad gracias a nuestro fiel compañero Tokichiro, el mejor personaje de ‘NiOh 2’, ya que supone un alivio humorístico y es fuente de muchos misterios. A grandes rasgos, la historia sigue un guion definido, aunque no se percibe ningún interés en profundizar sobre ciertos acontecimientos y la impresión es que el mundo del juego seguiría siendo el mismo, con o sin la existencia del protagonista.

El largo viaje

La trama se desliza ante el jugador a través de cinemáticas y ligeras descripciones de los objetivos. Como en el primer título, los jugadores eligen las misiones que desean desde el menú. Aquí la descripción detalla los eventos y objetivos del protagonista de una manera bastante impersonal, y así es muy complicado construir una conexión con el usuario.

‘NiOh 2’ no es un título de mundo abierto pero los jugadores tienen libertad para volver a visitar emplazamientos superados para recoger los objetos que se hayan pasado por alto o simplemente con el objetivo de aumentar el grado de experiencia. En general, a lo largo de la experiencia tan solo existe un objetivo: encontrar al gran jefe al final y vencerlo. El samurái tiene el único propósito de destruir a todos los demonios. Con este formato y una trama predecible, el ritmo y la narrativa se estancan para repetir la misma fórmula que en el título anterior. Es una pena, porque se pueden encontrar momentos en la narración que podrían servir de inspiración para toda la trama. Pero al final, este nunca ha sido el principal atractivo de la marca, que se caracteriza por presentar una jugabilidad incisiva, aguda, capaz de poner a prueba los nervios incluso del jugador más sosegado.

Jugabilidad para paladares exquisitos

El primer título se hizo famoso por desplegar mecánicas de juego refinadas, punitivas, gratificantes y receptivas. Los movimientos del samurái eran quirúrgicamente precisos y los jugadores podían desarrollar habilidades y combinar poderes de varias maneras. Afortunadamente, Team Ninja ha logrado mejorar lo que ya se percibía como excelente. ‘NiOh 2’ tiene comandos más rápidos, y la velocidad de respuesta del mestizo es increíblemente efectiva. De esta forma, las victorias se deben directamente a las habilidades de cada jugador, así como las derrotas se atribuyen a los movimientos o ataques incorrectos.

Cada movimiento, habilidad y acción depende del jugador. Vencer o morir. No hay responsabilidad de terceros. En el caso de las derrotas, que son más comunes que las victorias, es necesario analizar el comportamiento de los enemigos, estar equipado con los consumibles adecuados y, tal vez, incluso reconocer la necesidad de ganar un nivel antes de enfrentarse de nuevo al desafío. A diferencia de ‘Sekiro: Shadows Die Twice’, Team Ninja tiene un sistema de experiencia basado en combates contra enemigos simples. Por lo tanto, es posible mejorar el estado de nuestro alter ego mientras se lucha contra monstruos menores y, por lo tanto, prepararse para hacer frente a los más grandes. Un sistema que permite algo de ayuda para vencer a los jefes con más comodidad, ya que solo requiere recolectar entre los enemigos menos poderosos para obtener el nivel de experiencia requerido.

Configura tu propio personaje

Los jugadores tienen a su disposición un arsenal con ocho tipos diferentes de armas, como la katana, doble katana, kusarigama, hachas dobles, tonfas, guadañas y más. Estos accesorios de ataque modifican atributos específicos del protagonista para que el arsenal coincida con el estilo de lucha de nuestro personaje. A aquellos que les guste tener controlada la barra de resistencia preferirán las armas tradicionales, pero los más agresivos pueden optar por un kusarigama, una hoz con cadena, que se convierte inmediatamente en una buena opción. No importa la forma de afrontar los combates, siempre hay una alternativa ideal y adecuada.

Hablando específicamente de las opciones que ofrece ‘NiOh 2’, destaca el sistema de personalización. Puedes crear tu propio mestizo cambiando los atributos físicos e incluso personalizando la forma del demonio. El juego en sí presenta muchas posibilidades, como la personalización de Los Espíritus guardianes que se emplean como protección. Un elemento capaz de variar la forma de jugar con el personaje. Como medio demonio, el mestizo es capaz de aprovechar las habilidades de los Yokai, además de transformarse en uno. Tales poderes se obtienen matando a otros demonios. En otras palabras, el juego fomenta confrontaciones exigentes que se premian con mejoras especiales. Los núcleos de alma son un nuevo tipo de objeto que aparece al derrotar a los Yokai más poderosos.

Una vez que nuestro personaje se transforma en Yokai, se convierte en un demonio con una fuerza de ataque desorbitada. Al comenzar se debe seleccionar uno de los tres tipos de espíritus guardianes que se pueden mejorar y configurar para cada categoría (Fiera, Bruto y Fantasma). Su naturaleza cambia el estilo de lucha en el modo Yokai. Por ejemplo, la Fiera se centra en movimientos rápidos y golpes combinados con esquivar. Por otro lado, el Bruto invoca fuertes ataques. Es decir, la personalización es uno de los pilares de ‘NiOh 2’.

No siempre es más sencillo en compañía

Otra opción de la experiencia de ‘NiOh 2’ es el modo cooperativo. Esta vez, hasta tres jugadores pueden participar en sesiones y existe la posibilidad de personalizar encuentros con multitud de opciones. Sin embargo, elije bien a tus compañeros. El título permanece un poco desequilibrado cuando están juntos varios personajes. Los enemigos son mucho más agresivos dependiendo del número de participantes en la sesión, tanto que, en ocasiones, es más fácil superar las áreas sin nadie al lado.

Por otro lado, si bien el formato de las misiones es repetitivo, el juego nunca se cansa de reciclar. Los enemigos básicos pueden cambiar su comportamiento y realizar nuevos movimientos en diferentes partes del juego y esto permite que los jugadores siempre se encuentren en la obligación de permanecer atentos. Para aquellos que solo quieran completar las misiones principales, el juego ofrece alrededor de 40 a 50 horas. Sin embargo, este promedio depende exclusivamente del nivel de habilidad de cada cual. A un nivel medio, completar las misiones secundarias y encontrar todos los artículos especiales al menos requerirá una inversión de aproximadamente 100 horas.

Recursos repetidos

Aunque ‘NiOh 2’ incorpora varios elementos nuevos, los jugadores que exprimieron el original de 2017 identificarán muchas características. El juego guarda cierto desequilibrio entre lo nuevo y lo conocido, lo que hace que la experiencia se perciba como una especie de ‘NiOh 1.5’. Algunos elementos han sido recuperados y reciclados, como, por ejemplo, las puertas. Muchas de las regiones se parecen a los entornos del primer juego, especialmente las áreas subterráneas y los escenarios oscuros. Por otro lado, las regiones con más iluminación aportan variedad al entorno gráfico.

Curiosamente, incluso los errores del primer juego se repiten en ‘NiOh 2’. El juego no se libra de algunos fallos, como enemigos que aparecen en el horizonte de la pantalla de forma espontánea. Además, los combates que tienen lugar a cierta distancia sufren de una caída en la velocidad de fotogramas por segundo. El diseño del audio también es problemático, porque la inmersión musical tan solo se despliega en las confrontaciones más grandes. Durante la exploración del mapa, el jugador permanece tan solo acompañado del sonido de los pasos y un breve conglomerado de sonidos naturales.

Conclusiones

‘NiOh 2’ es como una edición nueva de tu hamburguesa o pizza favorita. Conoces el restaurante, al cocinero, incluso sabes los nombres de los camareros y has probado las especialidades de la casa. ¿Qué te vas a encontrar? Una mezcla de familiaridad con algunas novedades, que, a pesar de aportar ese toque diferente, a la larga no logrará sostenerse al mismo nivel que el plato original.

Además, no es un título para cualquier tipo de jugador, porque requiere horas de dedicación y paciencia. La secuela se refuerza con una jugabilidad aún más nítida, combate brutal, y mejoras de personalización. No es un juego perfecto, pero es precisamente lo que sus seguidores esperaban. Una experiencia capaz de poner a prueba los nervios del jugador más habilidoso.

Nioh 2 - Tráiler lanzamiento

  • Título: NiOh 2
  • Género: Acción
  • Fecha de Lanzamiento: 13/03/2020
  • Plataforma: PS4
  • Soporte: Bluray
  • Desarrolladora: Team Ninja
  • Multijugador: Si
  • Idioma: Castellano (Textos)
  • Voz: inglés / japonés
  • PEGI: +18
  • Precio: Consultar

¡Atención! Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies

Acepto
Saber más